Bilingüismo en la educación infantil

Desde el año 2004 aproximadamente, en Andalucía y otras comunidades de nuestro país se implantó el régimen bilingüe en la educación. Aparecieron centros donde se impartían asignaturas en distintos idiomas con el principal objetivo de enriquecer a nuestros jóvenes estudiantes, en contexto de la globalización que hoy en día vivimos. La idea de que nuestros estudiantes hablen dos o más idiomas ofrece un abanico de posibilidades enorme para su futuro, por eso la implantación de los centros bilingües es una gran idea. Sobre todo porque es en esa etapa de una persona cuando se ha de aprender algo tan complejo como otro idioma, y no en la etapa adulta, cuando el aprendizaje resulta más complicado.

En consonancia con lo que acabamos de exponer al final del anterior párrafo, el aprendizaje de un segundo idioma en la etapa más temprana de nuestras vidas tiene una importancia capital. De ahí que el bilingüismo en la educación infantil sea muy importante. Hoy hablaremos sobre esto en nuestro nuevo blog.

¿Qué es el bilingüismo y cuando debemos comenzar?

Una persona es bilingüe cuando es capaz de expresarse y comprender el mundo en dos o más idiomas. Es decir, poder realizar una vida cotidiana en otro idioma (a parte del materno). Hablar, expresarse, comprender, entender, pensar, reflexionar.. todo esto en un nuevo idioma. Y como en el idioma materno, para ser bilingüe no es preciso conocer el 100% del vocabulario. De hecho, nunca lo conoceremos en nuestra lengua. Obviamente el bilingüismo tiene distintos grados y hay personas que tengan mayores conocimientos y se expresen mejor que otras.

La respuesta a la segunda parte de nuestra pregunta sería “cuanto antes”. Los peques son auténticas esponjas de conocimiento en sus edades más tempranas y es una ventaja que debemos aprovechar sin duda. Además, correr el rumor o la errónea idea de esperar a que el pequeño se exprese bien o comprenda, en nuestro caso, el idioma español. Pero esto no debe ser así, un niño puede crecer en dos o varios idiomas sin afectarle a la hora de comunicarse. De hecho, su mente trabajará más rápido y profunda que el resto.

En el caso de que haya una familia compuesta por dos personas que hablen idiomas nativos distintos, la educación en clave bilingüe no puede ser mejor para el pequeño. Ya que se verá familiarizado con los sonidos y expresiones de estos idiomas, y a tener dos lenguas maternas distintas que debería hablar a la perfección.

En la educación infantil, aprender otro idioma es muy importante

Para aquellos que no tengan la suerte de tener una familia en la que se hablen varios idiomas, la educación en las escuelas toma su relevancia. En la educación infantil, el aprendizaje de otro idioma es también clave para alcanzar un buen nivel bilingüe, ya que estamos hablando de niños que no llegan a los 3 años de edad. En esta etapa, el aprendizaje de otro idioma es muy fructuoso, al igual que otro tipo de disciplinas.

Integrar un segundo idioma mientras aprenden jugando y a relacionarse con el espacio que les rodea les reportará numerosos beneficios. Pensarán en el espacio en varios idiomas, comprenderán los conceptos en distintas lenguas, su cerebro se desarrollará mucho más. En la etapa de la educación infantil estaremos criando a niños con más capacidades a la vez que juegan, disfrutan y crecen. 

Beneficios de ser bilingüe para un niño

  • Capacidad comunicativa: Será capaz de comunicarse con personas de otros países cuando realicen viajes o se relaciones con personas extranjeras. 
  • Mejor informados: Su capacidad para informarse y nutrirse externamente será mayor. Ya que podrán leer todo tipo de prensa internacional o ver programas, series en otros idiomas. Centrándonos en sus edades, podrán disfrutar y comprender dibujos en otros idiomas que posiblemente no estén en español.
  • Más cultura: Comunicarse en otros idiomas es también abrir la puerta a otras culturas y a comprenderlas. Serán más tolerantes y cultos.
  • Conocimiento y creatividad: En un cúmulo de los puntos anteriores, está demostrado que las personas bilingües suelen ser más creativas y tener un espectro imaginativo mucho mayor que las que no lo son.
  • Aspecto laboral: Puestos a pensar en el futuro de nuestros pequeños, podrán optar a trabajos no solo en su país de origen, sino en cualquier parte del mundo.